Sobre mí.

Nací en 1974 en Madrid, en el seno de una familia trabajadora y fui hijo único hasta que a los 8 años,dos meses y cinco días nació mi hermano. Ese fue el primer gran cambio que sentí en mi vida o al menos, el primero del que tengo consciencia.

Estudié Ciencias Geológicas y un postgrado en hidrogeología, tras lo cual, trabajé durante casi 9 años en este ámbito, cambiando de sitio con relativa frecuencia en busca de una mayor sensación de bienestar interior, fruto de la cual, terminé trabajando casi dos años en El Salvador para la organización Geólogos del Mundo, experiencia especialmente enriquecedora tanto a nivel laboral como a nivel personal ya que me ayudó a desarrollarme y a conocerme de una forma que no había hecho ningún otro trabajo hasta ese momento.

Fruto de mi búsqueda y del autoconocimiento que fui adquiriendo, tomé la decisión de ir dejando la hidrogeología y embarcarme en algo que enlazara mis valores y principios personales con mi actividad laboral fruto de lo cual, empecé mi formación en coaching, lo que me ha llevado de momento hasta aquí.

Mi vida está sembrada de pequeños y grandes cambios que no creo necesario especificar ahora pero que me han enseñado muchas cosas. He aprendido de los cambios y de los periodos de estabilidad sin embargo, he aprendido que es en los cambios donde más se aprende y en la estabilidad donde se asienta el aprendizaje. Ambas partes del río de la vida son necesarias, los rápidos y los remansos. Para mi está claro que en un río sin remansos acabas por matarte sin haberte enterado de lo que pasaba y en uno sin rápidos, terminas muriendo sin que te pase nada.

Mi aprendizaje es que no es lo mismo que vivir, honrar la vida y que, el único sentido de la vida, es darle sentido a la vida.

Por eso, como dijo San Agustín “Conócete, acéptate, supérate”

Si después de leer este pequeño texto, quieres saber más, verme desde otro punto de vista, puedes pinchar este enlace: vivir y morir

3 thoughts on “Sobre mí.”

  1. Aquí otra geóloga, además, te recuerdo de haberte visto por la facultad, solo que yo no he tenido la suerte de trabajar de ello…qué bien que hayas encontrado tu camino, te admiro por tener el coraje de cambiar el rumbo, yo estoy muy perdida, en el paro y sin metas ni motivaciones. Un saludo!

  2. La estabilidad es necesaria para asentar el aprendizaje y que te pueda servir para crecer… Lo comparto.

    Un abrazo bien grande Polo,

    Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s