¿Donde reside la felicidad?


hombre-luzDicen que una vieja leyenda mitológica cuenta como después de crear los dioses a la humanidad a su imagen y semejanza les entró miedo de que pudieran disputarles el poder del universo y decidieron entonces, antes de darles la vida, quitales algo que les fuera muy importante y que les mantuviera pendientes siempre sin que pudieran llegar a pasarles por la mente la idea del poder del universo, y es así que decidieron quitarles la felicidad, ya que al igual que para ellos mismos es algo que les resultaría imprescindible y que captaría su atención absolutamente evitando así que pudiera pensar en su capacidad de ser dueña del universo pero claro, no siendo algo que pudieran destruir, pues entonces destruirían la suya propia, decidieron esconderla y, tras muchas deliveraciones en las que se propusieron opciones como esconderla en el pico mas alto, o lo más profundo del mar o incluso en otro planeta y que no fueron del todo aceptadas por el miedo a que la curiosidad, el espíritu de superación, la valentía y otras cualidades con las que la habían dotado les terminara llevando a encontrarla, decidieron esconderla en el interior de cada persona.

El mundo que nos rodea nos vende la felicidad empaquetada en forma de medios para llegar a ella, es decir, en forma de casa grande, de barco, de coche, de viaje, etc. Conscientes de que la felicidad es más algo que se siente interiormente y no con los ojos, la nariz, el tacto u otros organos sensoriales externos, nos tratan de trasmitir como viendo, tocando o en definitiva a través de los sentidos externos podemos llegar a SENTIR la felicidad, satisfacciendo otras necesidades emocionales previas como pueden ser la sensación de libertad, de afecto, de seguridad, etc. Utilizan una verdad para vendernos una mentira, nos prometen sensaciones e incluso emociones para vendernos utensilios dejando al final en el subconsciente la idea de que para conseguir la felicidad necesito cosas que están ahí fuera, cosas que no tengo, y raptando así nuestra atención hacia fuera, hacia donde no vamos a encontrar la felicidad o al menos, donde si la encontramos será tan solo un sucedáneo sin autentica libertad pues será a costa de mantenernos en la esclavitud de quien nos la proporciona (de un trabajo, de una marca, de un club, etc.).

Y si la felicidad reside en nuestro interior, si lo que necesitamos para encontrarla no es añadir cosas a nuestra vida sino quitarlas, quitar necesidades superfluas, dependencias y obligaciones impuestas… ¿Qué podemos hacer ya no para encontrarla, simplemente para que emane y nos llene?… ¿Que crees que es lo único que, al menos sin arrancarte lo que podríamos llamar de momento tu humanidad, no te pueden quitar?

En mi opinión, influida sin duda por muchos y valorados pensadores, científicos y por buscadores de la verdad en general, además de construida también por una más o menos consciente experiencia, lo único que es tuyo es tu intención y tu capacidad de elección.

Buscar la felicidad en los agentes externos tiene dos efectos me atrevería a decir que perversos (del latín “per-”: a través de, por completo; y “versus”: girado o convertido. Completamente girados, contrarios), el primero, que mientras tratamos de conseguirlos nos negamos la posibilidad de ser felices puesto que la felicidad está en el futuro, cuando lo consiga y no ahora, y el segundo, que cuando lo consigo, el miedo a perderlo y/o la necesidad de mantenerlo me roba tranquilidad y parte de mi libertad y ¿no es eso parte de la felicidad?

Tu intención y tu elección son tuyos sin que nadie te los pueda quitar, tienen lugar aquí y ahora y tienen sentido en todo un continuo, en lo que hasta aquí has construido y en lo que desde aquí quieres construir, en lo que eres no solo aquí y ahora sino también en tu retrospección y tu proyección (y que en realidad forman también parte de tu aquí y ahora), ser leal a tus intenciones y coherente en tus acciones y/o pesamientos, en tu elección, es en mi opinión, mi conocimiento y mi experiencia, la principal clave para alcanzar esa a veces esquiva “felicidad” y que yo acostumbro a llamar tu SATISFACCIÓN VITAL.

Cómo se hace eso, como se libera una persona de lastres y empieza a crecer y a sentir su satisfacción vital es parte de lo que me dedico a facilitar con mi trabajo y que ahora también puedes aprender a través de las opciones que te ofrecemos en nuestro proyecto de RCP y muy ampliamente con nuestro PROGRAMA PARA EL CRECIMIENTO PERSONAL, sin embargo, a modo de adelanto… ¿Sabes de verdad para qué y por qué haces lo que haces? ¿Es realmente tu respuesta algo que sale de tu interior? ¿respondiste algo pensado, o algo sentido?

Que tengas un gran día… y semana… y vida!

Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s