Podría ser peor… Sí, así es, tú decides


actitud-positiva1Después de un tiempo de no escribir, me gustaría hoy sacar un ratillo para volver a conectarme contigo.

Desde hace un mes, me encuentro trabajando en Ecuador en mi faceta de geólogo (principal motivo de esta ausencia). He venido solo por un par de meses, con la doble intención de, por un lado, sacar un dinerillo que me ayude a seguir participando de las búsquedas de tantas personas hacia una vida más plena y satisfactoria sin que el dinero suponga un problema importante, y por otro lado, echar una manita a un amigo. Seguramente ambas partes las podría hacer cualquier otra persona, sin embargo, soy yo quien ha decidido hacerlo.

En el tiempo que tengo aquí, apenas he dejado de trabajar. El único fin de semana libre que he tenido hasta ahora fue el pasado y lo dediqué a cuidarme un poquito el espíritu (salir del pueblito en el que estoy y conocer cosillas), es decir, que hasta ahora, apenas he dispuesto de tiempo para escribir, ni siquiera a las personas que tengo más cerca y que me reclaman alguna noticia y/o atención (si estáis leyendo esto, los próximos ratos os los iré dedicando).

Hace tiempo estuve ya trabajando en América latina, concretamente en El Salvador durante casi dos años, y es una experiencia que, aun entendiendo que no es accesible a todo el mundo, recomendaría a cualquiera. Son muchas las ocasiones en las que se oye, e incluso a muchas personas decírselo a si mismas, cosas como “podría estar peor, viviendo en la pobreza” y otras por el estilo. Si bien es cierto que hay niveles de pobreza y que cabría hacer algunas salvedades, quiero romper con esa especie de mito del “vivir peor”.

Cuando una persona piensa o habla sobre su situación de malestar vital acaba por referirse a sus circunstancias adversas (malas condiciones laborales o ausencia de éstas, rupturas o broncas de pareja, etc.) de manera que resulta lógico que vengan a la mente condiciones que consideramos peores como medio de relativizar la situación y/o a modo de consuelo, sin embargo, lo que hace que tengamos la situación en mente no es la propia situación en sí misma, sino nuestras sensaciones, emociones y sentimientos frente a éstas. La manera en la que afrontamos las circunstancias es lo que realmente determina nuestra sensación vital y esto se resume en una palabra que es una de las grandes claves de la inteligencia emocional, del coaching, y a fin de cuentas, de nuestras posibilidades de ser felices: ACTITUD.

Sí, podrías estar peor, pero no por las circunstancias.

No sé que imagen se te vendrá la la mente cuando relativizas tu situación pero créeme cuando te digo que es muy posible que te estés equivocando de imagen, porque la actitud de muchas de las personas que no tienen prácticamente nada, no es sino disfrutar de la vida… como me dijo alguna vez una salvadoreña: “…se sufre, ¡pero se goza!”, aunque yo diría “ a veces duele, pero se goza”

Hay quien dice que es difícil tener esa actitud, yo creo que es difícil desprenderse del victimismo y que eso no es más que una excusa… tu puedes elegir tu actitud solo que quizá aún no sabes cómo o simplemente no te atrevas a ser mas feliz.

4 thoughts on “Podría ser peor… Sí, así es, tú decides”

    1. Uf!… ¡Que qué cuento yo de mi? Pues intentando averiguar cual puede ser la relación con la entrada, no puedo decir más que yo también elijo mi actitud, pero agradezco especialmente esta pregunta porque puede ser que estos escritos estén impregnados de una pátina de aparente perfección que no existe. Sin duda, elegir tu actitud es una opción y tiene mucho que ver con tu satisfacción vital igual que sin duda, no siempre es fácil. A veces, miedos, hábitos de pensamiento, dejarnos arrastrar, etc., hacen que entremos en una corriente donde simplemente nos dejamos llevar y si bien, elegir tu actitud no es algo demasiado difícil, mantenerla en el tiempo requiere dedicación.
      Gracias por tu pregunta y un abrazo.

  1. Muy bueno Polo, ¡esa actitud! Qué bien que lo recuerdes, gracias por ello y disfruta de tu faceta geológica – aunque ya veo que no te desprendes del todo de tus otras facetas – para que después otros muchos puedan seguir disfrutando de tu faceta de Coach.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s