RESISTENCIA AL CAMBIO


¿Recuerdas cuando te fuiste de casa? ¿Y ese viaje al extranjero a aprender el idioma? ¿Y que hay de aquel campamento cuando eras pequeña, con todas esas personas que no conocías antes? ¿Tu primera pareja?
Hay un montón de cambios que afrontas a lo largo de tu vida con un grado importante de voluntad, es decir, porque así lo deseas, a pesar de lo que requiere de ti, del salir de tu zona de confort, lo realizas con ganas, interés y sin prestar excesiva atención a las dificultades.
¿Qué es entonces lo que dificulta otros cambios?
A menudo hablamos de la resistencia a salir de la zona de confort referida a aquella zona de comportamiento en la que conocemos las respuestas a nuestro comportamiento, digamos que sabemos lo que va a ocurrir cuando hacemos algo. Dichos como “mas vale malo conocido que bueno por conocer” evidencian el reconocimiento tácito de esta zona desde siempre sin embargo, el miedo que reside detrás de esta tendencia, el miedo a empeorar racionalmente o el miedo a lo desconocido irracionalmente, no siempre es suficiente para mantenernos dentro de esa zona de confort, no siempre es la excusa para no movernos… ¿Por qué?
En mi opinión la verdad es que, aun existiendo esta zona de confort, no es la comodidad de lo conocido (como insinúa el nombre que se le ha dado) lo que nos mantiene dentro, sino que es el miedo y mas concretamente el miedo frente a la motivación, el miedo a no tener los recursos suficientes para adaptarnos al cambio, el miedo a perder algo que queremos mucho, el miedo a perder opciones, limitarnos, perder libertad, y la motivación, a veces también nacida del miedo, del miedo a ser cobarde, del miedo a perder tu sentido, o del miedo a ser desaprobado, y que otras muchas veces nace del querer, del querer crecer, del querer mejorar, del querer reconocimiento, del querer contribuir, etc.
Cuando te enfrentas a un cambio, ambos lados de la balanza pueden presentarse muy parejos y puedes mantenerte en la voluntad de cambio, esperando a que la balanza se decante durante mucho tiempo, pero piensa que, no decantar la balanza y terminar la medida para pasar a otra cosa, no deja de sentirse como un conflicto en tu interior y… ¿Que crees que pasa con un conflicto que no se resuelve?
Inseguridad, baja autoestima, sensación de victima, de culpa, indefensión aprendida, tristeza, explosiones de ira mal dirigida para un chute de energía, aislamiento y otros son los efectos comunes que se asocian a estas situaciones de necesidad de cambio retenidas.
Desde luego, no es agradable vivir así, aunque como bien sabemos, es posible que de puertas para fuera todo parezca estar bien… ¿Qué hacer entonces?
La respuesta sale de lo ya expuesto. Observa tus emociones y setimientos, aprende lo que te quieren decir y actúa en consecuencia, es decir, disminuye los factores de riesgo, de miedo y potencia tus motivaciones. Busca apoyo, pide lo que necesitas, negocia qué estás dispuesto a dar, y piensa que más puedes aportar a tus motivaciones, dales peso ¿Quizá no incluiste el efecto positivo que ejerce ese cambio tuyo en tu entorno, a corto y/o a largo plazo, no solo el cambio, sino terminar con eso? ¿Quizá se te olvidó ya que significa para ti? ¿Qué significaría para ti dar el paso, en quien te convertiría? ¿sería un paso en la dirección adecuada? ¿Cómo quieres vivirte?
Soy consciente de que cuando una persona lleva mucho tiempo en esta situación, hacer lo que te propongo no es nada fácil (aun más difícil que cuando no se lleva tanto tiempo, que ya es bastante), sin embargo, creo que es necesario que abandones ya esa situación si estás en ella y, si quieres hacerlo pero no sabes como, no duces en contar conmigo.
Gracias y un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s