¿Controlar las emociones? 2


Las emociones son entendidas como reacciones fisiológicas surgidas ante un estímulo, inherentes al ser humano pues se reconocen desde las pocas semanas de vida, y universales, cuando hablamos de enfado o miedo, todo el mundo entiende lo mismo. Como ya comenté en la entrada “EMOCIONES”, en este contexto del blog, según la escuela de Harvard, se reconocen 6 emociones básicas, el miedo, el enfado, la tristeza, la alegría, la sorpresa y el asco. Las emociones tienen una función de supervivencia, modifican las condiciones del cuerpo para prepararse ante un evento, llevando la sangre a las extremidades o activando el cuerpo por ejemplo. Las emociones por tanto constituyen mecanismos de supervivencia y no son “negativas”, sino que nos dan una información importante para nosotros y nos preparan para el entorno.

Los sentimientos, por el contrario, se construyen sobre las emociones, pero constituyen la suma de un pensamiento a la emoción, lo que las convierte en personales. Las diferencias de entendimiento entre culturas e incluso entre personas serán inevitables y así, por ejemplo, cuando hablemos de amor, el sentimiento al que nos refiramos será distinto para cada persona y muy distinto si cambiamos de cultura. La culpabilidad, el victimismo, el rencor, la compasión o el rencor son claros ejemplos de sentimientos.

La diferencia entre controlar una emoción y gestionarla está es la diferencia entre tratar de evitarla o moderarla y observarla y analizarla. Cuando atendemos a la información que nos da, como qué nos puede hacer daño, qué límite nos han roto, que hemos perdido, etc., desviamos la atención de la propia emoción. Cuando centramos la atención en por qué ese límite estaba ahí, por qué necesitaba eso que he perdido, cómo me puede hacer daño esto, seguimos desviando la atención en la emoción propiamente dicha y sacándole provecho. Cuando veo si el límite roto me era útil o me limitaba a mí, cuando veo la forma de protegerme del posible daño, puedo tomar decisiones, la emoción ha perdido su intensidad y puedo canalizar mi intención y decisiones hacia mi mejora personal.

Cuando quiero controlar un sentimiento, el efecto es además perverso. Cuanto más pienso en no tener ese pensamiento, más lo tengo… No lo gestiono, solo lo reprimo, pero lo sigo alimentando en mi frustración de tener que reprimirlo y de no entenderlo… Como decía antes, el sentimiento tiene como carácter diferencial respecto a la emoción el pensamiento asociado, es decir, se construye sobre mi pensamiento, así que lo construyo yo, lo construyes tú. Tu pensamiento versa sobre una estructura de creencias propia que ya he tratado de otras manera en Entradas como “MAPAS” y además, responden en muchas ocasiones a unas necesidades básicas (que puedes ver en “ ¿Que hay detrás de tu comportamiento?”), por lo que lo más práctico es variar tu pensamiento… ¿difícil?… céntrate en otro pensamiento… ¿qué es lo que estabas necesitando? ¿Tu sentimiento nace en tu actuación o en la suya? ¿Estabas basando tu sentimiento en una realidad o en un deseo de realidad? ¿Qué tan limpio ha sido tu comportamiento? ¿Cuánto de tu pensamiento es deductivo y cuánto comprobado? ¿puedes fijarte en lo bueno que te proporciona un hecho en vez de lo malo? ¿Puedes proyectarte a mejorar?…

Resumiendo. Una emoción no se controla, se gestiona aprendiendo de ella, y un sentimiento tampoco se controla, se transforma gestionando el pensamiento ligado a él. La clave, es, de alguna forma, no poner la atención en la emoción ni el sentimiento, cuanta más atención le ponemos, mayores se hacen, como si fueran monstruos (o monstruas) que se alimentan con nuestra energía, cuanto más tratamos de controlarlos más fuertes son. Poner la atención en otro sitio, será lo que los mate, y si eliges poner la atención en cómo tú lo generas o que te dice de ti, hasta podrás hacerlos útiles y terminar riéndote con ellos.

Un abrazo.

Es posible que esta canción ya la haya puesto anteiormente, pero bueno, me gusta, espero que la disfrutes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s