USAR LA EMPATÍA


¿Sabes usar tu empatía?

El concepto básico de empatía tiene que ver con el reconocimiento de los sentimientos de otra persona o bien su estado anímico. Este concepto es además el más popularmente conocido. Podíamos decir que la empatía se concibe popularmente como la capacidad de “ponerse en los zapatos del otro”, enfatizando en el plano emocional, sabiendo reconocer y entender lo que está sintiendo.

Más allá de que esta sea una mejor o peor definición, rara vez se llega a especificar o a ampliar a lo que podemos llamar el comportamiento empático o la parte activa de la empatía.

Desde el entendimiento de los sentimientos que están ocurriendo en otra persona, el comportamiento empático trataría de ser la mejor respuesta a lo que está sintiendo la otra persona. El contagio emocional y el vivir juntos la misma emoción, podría clasificarse más como un comportamiento simpático que empático (entendiendo simpatía como “relación entre dos cuerpos o sistemas por la que la acción de uno induce el mismo comportamiento en el otro”).

De forma general y como una guía orientativa para el día a día, hoy os quiero dejar algunas pistas para desarrollar vuestra empatía en base a la respuesta empática.

La devolución del fondo emotivo, es decir, el decirle a la persona cuales están siendo sus sentimientos (incluso repitiendo lo que ella misma manifiesta, o resumiéndolo en una o dos palabras que lo expresen), sería un primer paso que nos acerca y que hace que la persona se sienta entendida y acompañada. A partir de ahí, en función de cual sea la intensidad de los sentimientos y la necesidad de expresarlos, podemos hablar de pasar al apoyo al desahogo, es decir, acompañar en la descarga del sentimiento, sin tratar de cortarlo, aunque este paso ya puede entrar en debate puesto que según muchos autores, el dejar salir la emoción no siempre es positivo. Dejar salir el enfado, por ejemplo, no es un proceso que ayude a superarlo ya que es una emoción que se construye sobre si misma de forma muy rápida, de tal forma que se produce un crecimiento en intensidad que puede terminar en explosiones de ira que no benefician ni a quien las tiene ni a los de su alrededor, gastar la energía que produce el enfado sí puede ser una forma de canalizarlo, lo cual no es expresar el enfado y dejarlo salir sino canalizarlo. En cualquier caso, como norma general, acompañar el “deshinchado” de la emoción, el desahogo, sería el siguiente paso a dar. La parte final, y en la que más solemos fallar, es la del acompañamiento en la búsqueda de soluciones o en el apoyo al desenlace.

Con frecuencia en la parte final solemos dejarnos llevar por lo que sentimos nosotros/as frente a la situación de la otra persona, la situamos en una posición mental de “semi-incapacidad” y comenzamos un comportamiento paternalista que consiste normalmente en dar consejos, remarcar lecciones, subrayar hechos, etc. Frases como el sempiterno “te lo dije”, “lo que tienes que haces es…” y otras similares, forman parte del elenco de respuestas que utilizamos en esta fase y que, normalmente, no sirven para nada… ¿o acaso a ti te suelen servir cuando te las dicen?… Con este tipo de respuesta lo que solemos hacer es reincidir en los problemas que la persona siente que tiene para superarse y encontrar soluciones. Las respuestas que para nosotros son obvias, en la mayoría de las ocasiones también lo son para la otra persona y, si no las toma como solución, es por algo. Reiterarle la misma respuesta que se está dando desde si misma/o no hace sino incrementar la sensación de nulidad, de agobio, etc. Decirle lo que nos parece que está haciendo, puede ser indicado en alguna ocasión, pero tomar esta actitud como norma, hace sentirse a la persona juzgada y poco entendida ya que su comportamiento suele ser conocido también para ella (aunque no siempre, de ahí que a veces pueda ser acertado hacerlo) y, como en el caso anterior, si lo mantiene es por algo (por la falta de encontrar nuevas soluciones, por la incapacidad sentida para tomarlas, etc.). En mi opinión, la mejor manera de acompañar en esta fase es, desde la comprensión de lo que está pasando en el interior de la persona, preguntar y favorecer la toma de conciencia de sus propias respuestas y, si acaso, proponer (no imponer) alternativas con su permiso (ten en cuenta que cuando lo que queremos es dar alternativas y procurar la elección del otro, las alternativas barajadas tienen que ser mas de dos, ya que si no, entre el blanco y el negro, no le estaríamos dando la opción de elegir sino “forzando” a tomar una decisión.

Por último, solo decir que tu labor, en general (dejando además hijos o dependientes aparte), no es la de solucionar los problemas de nadie, salvo que te lo pidan, quieras y te dejen, claro. Tu labor, si quieres, es la de apoyar al/a la otro/a, la de acompañarle. La responsabilidad de la solución está en la otra persona y si te centras en solucionar tú su problema, ten en cuenta que en realidad lo que estás haciendo es solucionar tu propio problema (…¿qué es qué esa persona tenga un problema?) y para ello, tratas a la persona como un problema, la cosificas en cierta medida y deja de tener tanta importancia lo que ella quiera y sienta para priorizar lo que sientes y quieres tú, además, en caso de que suelas tener éxito, favoreces su dependencia hacia ti y por supuesto, tendrás muchas más soluciones que aportar a lo largo del tiempo, así que pregúntate por qué lo haces y para qué, cuanta confianza tienes en la otra persona y donde te sitúa eso a ti… Crees que puedes “salvar” a alguien desde ahí.

Y hoy, os dejo esta canción, simplemente porque me gusta, no le deis muchas vueltas

Un abrazo!

P.D: Lo siento hermano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s