Sonrie, la vida es bella así


Algunas semanas, aparentemente iguales a cualquier otra, ocurre que se juntan varias pequeñas noticias no deseadas, varios fracasos, alguna pequeña expectativa no cumplida, y quizá hasta un aprietillo económico. Sin apenas darnos cuenta, la energía vital se nos va apagando y cuando llegamos a la recta final de la semana nos encontramos extrañamente agotados sin haber hecho prácticamente nada… ¿te ha pasado alguna vez?

La semana ha estado plagada de momentos de tristeza, de pérdida, de miedos, de estrés, e incluso de pequeños enfados que a pesar de ser una emoción energética, hemos reprimido desde la tristeza de la frustración y nos han restado más… ¿Qué hacer en esos momentos?

Desde la concepción del hombre y la mujer en todas sus dimensiones, asumiendo la información que nos dan las emociones y con la información que nos proporciona la neurología, estas son cosas que se pueden hacer.

–          Dedícate un momento a ti mismo/a para relajarte: haz ejercicios de respiración, relájate en la bañera con música evocadora, vete a un spa, etc.

–          Visualiza las cosas que quieres mejorar. Imagina un futuro en el que va a hacer una pequeña cosa (que luego efectivamente harás), y en la que te encuentres en un estado deseado, por ejemplo, tranquilo/a y contento/a (¿una reunión con amigos en casa para cenar?). No olvides ir preparando las cosas para que se convierta en realidad.

–          Ponte un pequeño reto que sabes que alcanzarás. Algo como cocinar un plato nuevo o salir al rocódromo.

–          Comparte tus sentimientos con amigos.

–          Cuando tengas un poco de energía, mira lo positivo de cada cosa que te pasó la semana.

–          Haz algo de ejercicio.

–          Practica sexo.

–          Sal a la calle a sonreír a la gente, a los niños… Búscate un ambiente alegre donde meterte.

–          Abraza a tus amigos/as (no menos de 6 segundos por abrazo), dejándote sentir el abrazo de corazón a corazón.

–          Reconoce todos tus logros diarios. Agradécete por lo que te das.

Todas estas cosas y más son cosas que pueden ayudarte un poquito en un momento dado. Luego, no olvides que somos dueños de nuestra intención y de nuestros actos, no de los resultados. Recuerda que haces lo que quieres, simplemente porque quieres hacerlo mas allá de alcanzar el logro o no, dándole valor al camino (independientemente de alcanzar el objetivo también está muy bien y es un objetivo).

Recuerda, que aparte de esto, siempre puedes buscar como sacar algo positivo de lo que te pasó, además de aprender sobre los posibles errores… ¿qué alternativa se abre al cerrarse esta? ¿Qué vas a hacer de ahora en adelante?… de entrada, levantarte, sacudirte el polvo, y seguir caminando.

O simplemente sonríe y disfruta de la vida así, como es…

2 thoughts on “Sonrie, la vida es bella así”

  1. Ojalá todo lo que escribes cada persona lo interiorizara, para que todos supieran que las cosas no son tan malas, y viesen lo bello de cada cosa, y la vida como tú la ves.

    Gracias por tus palabras, y por tu visión

    1. Gracias. Creo que lo mejor es que cada uno coja mis palabras y las reinvente para ella según su experiencia. La forma en la que se interioriza el conocimiento es mediante la experiencia, los matices son de cada uno y eso requiere el vivirlo… Eso es algo que está más allá de unas letras en la red. Eso es algo que está en la mano de cada uno/a, por eso suelo decir que, si tienes dificultades y quieres apoyo, para eso estoy como profesional.
      Gracias de nuevo por tus palabras y deseos.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s