¿Hasta cuando?


¿Por qué tantas veces valoramos lo que no tenemos o admiramos a personas que hacen lo que nosotros desearíamos hacer? Quizá no ponemos la suficiente atención en un aspecto que en mi opinión es muy importante… ¿Qué es lo que has elegido tú?

Tu vida es en su gran mayoría lo que tú quieres que sea, el fruto de tus decisiones, así pues te pregunto ¿con cuanta consciencia eliges en tu vida? ¿Eres consciente de la cantidad de decisiones que tomas al cabo del día sin poner ninguna atención en ellas? ¿Eres consciente que cuando decides no decidir, ya has decidido, que no es posible no elegir? ¿Eres consciente de cuantas veces dejas tu vida en manos de las decisiones de otros?

Toda decisión, incluso la de no decidir, se produce después de un proceso de análisis, y lo haces consciente o subconscientemente. Decides seguir la corriente, decides buscar un trabajo estable, decides un ponerte traje cada día, quizá porque necesitas la sensación de seguridad que eso te proporciona. Apoyas a tus amigos, les acompañas en sus cosas, vas a colaborar con niños, visitas a ancianos y colaboras con comedores sociales quizá porque te proporciona la sensación de amor que necesitas. Sacas fotos, actúas, pintas cuadros, esculpes o moldeas figuras o útiles quizá porque necesitas la sensación de libertad que eso te proporciona. Quizá anhelas la seguridad y la tranquilidad porque necesitas más la libertad, quizá anhelas la libertad porque necesitas más la seguridad.

No pienso decirte cuales son las decisiones más acertadas ni cómo tomarlas, primero porque no lo sé y segundo porque no creo que las decisiones vitales deban valorarse como acertadas o no, todo es un camino de causas y consecuencias enlazadas, donde cada decisión da lugar a un resultado y a una nueva decisión. La consciencia es la clave, el gran salto.

¿Sabes cuantas veces eliges por tu seguridad, por tu libertad, o por tener cariño? ¿Sabes que es lo que te mantiene en la situación de anhelo? ¿Sabes si de verdad cambiarías lo que tienes, o parte de lo que tienes, por eso que anhelas? ¿No será que no lo anhelas tanto? ¿No será que quieres más lo que tienes que lo que no?… Piénsalo bien y, si no es así, pregúntate entonces ¿Quién te mantiene en tu situación? y ¿por qué?… ¿Qué precio estás pagando y hasta cuando lo vas a pagar? ¿Es así como quieres verte dentro de tres años, de cinco o de veinte?

A veces resulta duro reconocerlo pero tengo que decirlo, siempre puedes decidir, siempre tienes otra opción. Si estás en donde estás y no te gusta, es por tu responsabilidad (tu habilidad para la respuesta), tu habilidad para decidir.

Detrás de una situación de queja se pueden esconder varias situaciones, dos de ellas son importantes identificar. ¿Tu queja es real o es instrumental? Es decir, realmente quieres cambiar o la queja te sirve para generar una situación que te favorece, por ejemplo situándote lejos de las presiones, de las solicitudes incómodas o de las críticas (ajenas y propias, eludiendo responsabilidades). La otra pregunta que te sugiero es para cuando la primera pregunta de cómo resultado que es una queja real… ¿cómo lo estás permitiendo, favoreciendo y/o manteniendo en el tiempo? Es decir, además de lo que hacen o te hacen los demás ¿miras lo que haces tú, lo que te haces tú, o incluso lo que no haces? ¿De verdad no hay nada en ti que puedas cambiar?

Por supuesto, a veces las respuestas te llevaran a darte cuenta de que tus intereses y/o necesidades justifican estar soportando tal o cual situación, en cuyo caso la pregunta es ¿vas a seguir quejándote o vas a ponerte en acción para que esa situación dure lo menos posible? ¿Cuánto tiempo vas a poder pagar el precio? ¿Un infarto, una depresión profunda o una ruptura familiar será el límite del que no pases? ¿Vas a esperar a que eso pase?

Sé que a veces resulta difícil ver las opciones, ver al cambio, por eso te digo, que si te sientes atrapado/a en una situación de la que te das cuenta que quieres salir y no saber cómo, puedes contar con migo como profesional.

Feliz comienzo de año…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s