¿Y tú quien eres?


¿Y tú quien eres?

Un día eres un empleado en una empresa de ingeniería al que se le encargan los trabajos más básicos o un encuestador y tres meses después estás sentado negociando condiciones de colaboración con el director de una agencia nacional o planificando la agenda de fortalecimiento institucional de un área con varios alcaldes ¿En qué has cambiado?

Es frecuente que en las primeras aproximaciones sociales surja la pregunta “¿a qué te dedicas?” como si eso formara parte fundamental de lo que eres o de quien eres, del conocimiento intrínseco de una persona. Me dedico a hacer el trabajo de base de una empresa… me dedico a ejecutar proyectos de apoyo al desarrollo institucional de organizaciones gubernamentales… ¿Quién eres?

Que otros tomen como referencia nuestra actividad para valorarnos es algo que tenemos que tener en cuenta, que lo hagas tú es algo que puede condicionarte y limitarte.

Un día estás presentando los resultados de un proyecto junto a un/a ministro/a y frente a los representantes de los medios de comunicación nacionales, y a los tres meses estás metido en una oficina realizando el mismo trabajo que otros 20 compañeros/as en el más absoluto anonimato… ¿Quién eres?

A menudo nos valoramos o nos clasificamos en base a resultados director o indirectos pero… ¿es eso lo que somos?… y si es eso lo que somos… ¿Cambiamos así de rápido? ¿Dejamos de ser? ¿Eres lo que haces?

Toda actividad tiene su qué, su cómo, su para qué y su por qué… ¿en cual de estos criterios acostumbras a poner el foco?

En mi actividad vital, y especialmente en el ámbito laboral, he ido variando el rumbo y he tenido que afrontar la repercusión de quienes, poniendo el foco en el qué, me han tachado de perdido y me han tratado como tal. A veces casi he llegado a creérmelo y sin embargo, resulta que he seguido siendo el mismo cuando estaba en la base de la empresa, cuando estaba sentado junto a un director de una agencia gubernamental, y cuando he vuelto a la base de una empresa… ¿Uno está perdido cuando no sabe a donde va ahí fuera o cuando no sabe donde va por dentro? ¿Uno está perdido cuando no sabe qué hacer, o cuando no sabe porqué hacerlo? ¿Uno está perdido cuando busca definirse en qué hace o cuando se define en el para qué lo hace?

Si te digo que me digas quién eres ¿que responderías de forma espontánea además de tu nombre?

Yo soy Polo y me gusta decir que soy caminante, mi camino, tantas veces recorrido, lo construyo en cada paso hacia un para qué, con la energía de un por qué y aprovechando mis capacidades y potencialidades. Me encanta haberme encontrado contigo… ¿Tú quien eres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s