¿Que hay detrás de tu comportamiento?


¿Nunca te has preguntado si hay alguna fuerza fundamental detrás de todo lo que haces? ¿Si hay alguna cosa que justifica la mayor parte de las cosas que haces, aun cuando no te gusta hacerlas?… Yo creo que sí la hay, puede que no sea exclusivamente una, pero sí creo que hay al menos unas pocas que acaban por explicar casi todo. Depende de lo honesta que seas contigo que llegues a saber cuáles son las tuyas y en qué momento predomina cada una.

Tomemos como válidos los textos que describen tres necesidades psicológicas fundamentales: amor; seguridad y libertad. Según esto, todo lo que hacemos viene a cubrir alguna de estas necesidades y así, la carencia de cada una de estas se manifiesta a través de una emoción primaria fundamentalmente que luego complicaremos con el procesado del pensamiento pero que podemos reducir básicamente a tres, tristeza, enfado y miedo.

Como hemos visto en otras entradas (EMOCIONES, de 27 de Abril de 2011), cada emoción nos da una información básica de qué es lo que necesitamos, así pues, dejarnos sentir la emoción, sin juzgarla ni decidir inicialmente que emoción es la que debemos sentir, simplemente sentirla para después darle nombre de forma honesta, es el primer paso hacia el autoconocimiento que, como sabéis si me leéis habitualmente, es a su vez la primera etapa del pensamiento personal concebido como un “conócete, acéptate, supérate”.

La “educastración” hace a veces complicada la identificación de la emoción primaria que hay detrás de un sentimiento. Diré, para ilustrar lo que quiero decir y de forma generalista y con todas las excepciones que queramos incluir, que a los chicos se les educa para no tener miedo ni manifestar tristeza, mientras que a las chicas se las enseña fundamentalmente a no enfadarse (a ser “tolerantes”), de tal manera, no es difícil que se dé el caso en el que ante una situación que produce miedo o tristeza a un varón éste reaccione enfadándose, o que ante una situación que genera enfado en una mujer ésta manifieste una gran tristeza. Así mismo, existen multitud de comportamientos más específicos en los que nos dedicamos a enmascarar lo que realmente sentimos tras un comportamiento que se corresponde con otra emoción, normalmente como resultado de un autoaprendizaje orientado a protegernos de un daño que hemos sufrido ligado a la emoción primaria que no queremos sentir. Estas son emociones o sentimientos que podemos denominar secundarias y que, tomadas como primarias, cuando tratamos de extraer la información de base que nos da la emoción, nos puede llevar a buscar soluciones donde no las hay. Es por eso que dejarnos sentir sin juzgarnos ni a nosotros ni al sentimiento representa un paso de suma importancia hacia el crecimiento personal.

Por suerte o por desgracia resulta que, aunque las tres necesidades psicológicas mencionadas están presentes de manera continua, solemos tener tendencia a sentir mayor carencia en una de ellas o bien solemos tener mayor necesidad de una en base a nuestro historial personal. A esto, hay que sumarle que, a lo largo de nuestra vida, se dan multitud de circunstancias y cambios que forman parte de nosotros/as sólo de manera estacional y que hacen que se incremente una de ellas en particular sin menosprecio de la que es mayoritaria en nosotros/as.

Aprender a reconocer las emociones primarias en cada momento te irá aportando luz sobre cuál o cuáles son tus necesidades a cubrir en cada momento y te abrirá la posibilidad de actuar de manera consciente de forma más coherente contigo mismo/a y a corregir tus comportamientos desadaptativos. De igual manera, podrás ir reconociendo tu tendencia y descubriendo qué necesidad está más presente en ti para después ordenar tu comportamiento de manera coherente.

Recuerda que ni tú ni nadie te dará lo que no sabes que necesitas y que depende de ti, en primer lugar, aprender a reconocerlo porque, entre tú y yo, en el fondo de ti, ya sabes lo que es. Sé que no es fácil, pero merece la pena, créeme.

5 thoughts on “¿Que hay detrás de tu comportamiento?”

  1. Muy buen texto.
    Ya lo decía Yoda ; ) http://youtu.be/4R75_czRsoY
    Una tarea difícil luchar contra el ocultamiento: ocultas tu michelín y ocultas tu sufrimiento. Ocultas tus lágrimas y ocultas tu amor. Dedicas tu vida a ocultar para mostrarte “como debes ser” y ¿Cuando aprendes a “desocultar”?
    Un abrazo

    1. Vaya, si hubieras dicho ¿cómo? me hubieras complicado un poco, pero cuando… ¡Cuando quieras!… jajaja (es broma)… Cuando estés dispuesto a aceptarte, pues el miedo a que los demás no nos acepten, suele tener su raiz en que nosotros mismos no nos aceptamos. Atreverse a reconocer tu verdadero tú y aceptarlo tal cual es, son los primeros pasos para volver a aprender a mostrarse. .. ¿miedo a que me digan “tal cosa” o pero, a que no te lo digan pero lo piensen y actuen en consecuencia?… ¿Por qué? ¿Por qué tu mismo te lo dices y no sabes qué responder? ¿Porque no quieres enfrentar la posibilidad de que te rechacen? ¿te rechazas tú? ¿Tú mismo te censuras? ¿No tienes derecho a tener una necesidad o una emoción determinada en un momento determinado?… ¿Qué es lo que realmente nos da miedo para que tengamos que ocultarlo?
      Espero que este pequeño comentario esté en la línea de lo que querías saber.
      Muchas gracias por participar y compartirte por aquí.
      Un abrazo!

  2. Gracias Polo por un nuevo post MARAVILLOSO llenos de reflexiones profundas que resuenan en mí!!!

    Cada día, antes de reaccionar ante algo o tomar una decisión… Creando el hábito de Pararnos a mirar dentro de nosotros mismos :’)

    Un gran abrazo con todo mi cariño!🙂

    1. Gracias a ti.
      Me alegro de que te haya aportado algo.
      Sin duda es importante mirar dentro de nosotros también y no solo fuera. A fin de cuentas, quienes somos y como actuamos tiene mas que ver con nuestro interior que con nuestro exterior, aunque siempre tratamos de buscar las explicaciones (las “excusas”) fuera de nosotros.
      Un abrazo para ti también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s