SUEÑOS


Un día te sientas en una silla a escuchar o recibir un seminario, y al día siguiente estás depie enfrente de un montón de sillas sobre las que otras personas se sientan para escucharte a ti.

El fin de semana pasado estuve dando un seminario-taller en Munich y me hizo reflexionar sobre el recorrido que he llevado desde que concluí mi actividad como geólogo hasta ahí.

Me di cuenta de que todo empezó con un sueño latente, el de alinear trabajo y valores, que en un momento de crisis convirtió un posible momento en una oportunidad. Bueno, a decir verdad, fui yo el que eligió convertir ese momento en una oportunidad y no en una amenaza. Sin saber lo que hacía, rápidamente empecé a buscar hacia donde dirigir mis pasos, encontré lo que me gustaba y busqué algunos sitios donde formarme (con el valiosísimo apoyo y algo de ayuda de la que entonces era mi pareja y que no mencionaré por respeto) y así, poco a poco, fui aterrizando un sueño a un objetivo, concretándolo, haciéndolo más tangible y viéndolo como algo al alcance de mi mano.

Sin darme cuenta había aterrizado un sueño, valorado mi capacidad, mis oportunidades, los posibles impedimentos, etc. y finalmente, había establecido un plan de acción. Básicamente había seguido los pasos de un proceso de coaching típico y, básicamente, es lo que hacemos todos de forma intuitiva. Sin embargo, en ocasiones, algo nos impide llevar a cabo todos estos pasos.

Trabajar con aspectos inmateriales como las relaciones sociales, ver los objetivos demasiado altos, no valorarnos adecuadamente, seguir caminos marcados por otros que no se nos ajustan y con los que no alcanzamos el objetivo inicialmente y otros muchos factores condicionan que vayamos o no a buscar nuestros sueños, sin embargo, los sueños son, en gran medida, los que nos definen. Es el abandonarlos lo que muchas veces nos hace sentir perdidos, solos, cómodos pero inquietos, la sensación de que estando todo bien, algo falta.

Hoy te invito a dar ese primer paso en alguna cosa de tu vida, una pequeña, te invito a que conectes con un sueño (o varios), a que mires tu vida y analices cuanto se parece a lo que realmente te gustaría que fuese y si eso es lo que quieres para lo que aún te queda.

La vida es cambio, es reto, es búsqueda, es dotar de sentido a lo que hacemos y es muchas cosas más. Los sueños, son la energía de esa vida pero para utilizarlos de combustible hay que darles poder, hay que buscarlos, hay que transformarlos en objetivos como el petroleo se transforma en gasolina o el grafito en diamante y seguir soñando nuevos sueños, nuevos cambios, nuevos retos…

Piensa en esos sueños o en uno de ellos y piensa como serían si fuesen realidad… ¿Cómo sabrías que lo has alcanzado?… ¿Cómo te sentirías?…

Piensa además que un sueño que no se hace realidad y no se olvida, se convierte en un peso que llevamos siempre, en un lastre, en un ladrón de sueños y de energía… ¿Es así como quieres vivir el resto de tu vida?

3 thoughts on “SUEÑOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s