La relatividad del tiempo


Hace algún tiempo vimos algunas cosas sobre el tiempo y como lo usamos en la entrada “¿No puedes porque no tienes tiempo?” Hoy quiero llamar tu atención sobre otro aspecto, y es que a veces el problema no es que no tengamos tiempo, si no que el tiempo lo utilizamos en actividades que no nos hacen sentir bien.

¿Has pensado en qué naturaleza de actividades inviertes más tiempo? Es decir, hacciendo una importante simplifcación en cuatro tipos de actividad, ¿Cuánto tiempo inviertes en solucionar crisis o problemas apremiantes? ¿Cuánto en interrupciones, llamadas? ¿Cuánto en trivialidades o tareas innecesarias (es te quizá sea el aspecto que más cuesta ver)? ¿Cuánto en funciones, producción, creación, construir relaciones o cosas importantes para ti?

Aunque pueda parecer trivial, resulta que esto tiene una fuerte conexión, aunque no infalible, con qué tipo de influencia domina tus actividades en base a la combinación de dos aspectos… ¿lo que haces viene impuesto por tu entorno o por ti mismo? Y ¿lo haces atendiendo o por cubrir valores y/o principios, o lo haces por el mero logro, creencias o aceptación social?

Si te cuesta un poco discurrir cuales son tus factores dominantes, te puedes preguntar como te sientes… ¿te sientes con presión, como un ciclón, agotado? Posiblemente en tu vida dominen las acciones ligadas a los valores impuestos por el entorno ¿te sientes estresado, descontrolado, esclavo del tiempo? En este caso es provable que tu vida esté llena de acciones encaminadas a satisfaces creencia y hábitos impuestas también por el entorno ¿te sientes dependiente de otros, con poca responsabilidad, incapaz? Es posible que las acciones de tu vida tengan un sesgo de hacer lo que te parece, desde tu interior, pero ligado a hábitos y creenccias ¿o bien te sientes en el dominio, satisfecho/a, con control sobre tu vida y disfrutando de ella? En este último caso probablemente te muevas más en el terreno del intorno y de los valores y principios que en los demás. Se sincero/a contigo y encuentra cual es tu punto de partida, encuentra tu ámbito de actuación habitual, tanto en general como en el trabajo o cualquier otro aspecto. Quizá el problema no sea que no tienes tiempo si no que tu tiempo lo dedicas a otros, o simplemente que no trababas por tus valores sino por nimiedades, conveniencias, hechos habituales y valores impuestos.

De ti depende que puedas sentirte mejor y si no encuentras bien cómo hacerlo, llámame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s