RELACIONES SOCIALES


Quien más quien menos se ha encontrado o se encuentra con frecuencia en situaciones sociales que le cuesta enfrentar, desde integrarse en un nuevo grupo, como en el caso de un nuevo trabajo o de la última actividad a la que nos hemos apuntado, hasta establecer un nuevo contacto partiendo de cero como en el caso de una venta directa o la tan consabida tortura para muchos/as de tener que “entrar” a una chica o chico que nos ha llamado la atención en una de las salidas que al efecto de relajarnos y relacionarnos solemos hacer, unos más que otros.

Ante estas situaciones la tendencia que yo he observado a mi alrededor es la de tomarse esta capacidad como “innata”, de tal forma que la tienes o no, y así, muchas son las veces que he oído algo del tipo: “uih! Es que yo no valgo”, o bien alguna buenísima explicación del tipo “es que la gente…” o “es que mi forma de ser…”, sin embargo, la cosa es que en casi todas las ocasiones, ninguna de estas “grandes realidades” implica la desaparición del deseo de ser aceptado por el grupo o que al menos la chica o el chico de turno nos dedique una palabras amables y simpáticas durante un rato. Si este es tu caso, si te sientes identificado, tengo una buena noticia para ti, como cualquier otra habilidad, la puedes trabajar y mejorar, así pues, quizá lo que te voy a decir a continuación te ayude, si bien, como siempre, el cambio no llegará con el conocimiento sino con el esfuerzo y el compromiso de aplicar ese conocimiento (nada fácil, como casi todo lo que merece la pena).

¿A cuentos grupos perteneces ahora en los que eres aceptado? ¿Cuántas personas hay en tu vida con las que estableces conversaciones sin mayor problema y con relativa fluidez y tranquilidad?… ¿Ya lo has pensado?… Pues bien, dime una cosa…Pensando en ti, es decir, sin echar balones fuera, sin salirte por la tangente, sin buscar culpables por ahí… ¿Qué diferencias encuentras en ti frente a un grupo o una persona que no pertenece a esos grupos, alguien “nuevo”? (piénsalo un poco, date unos segundos antes de seguir leyendo si quieres).

No sé cuál ha sido tu respuesta, pero me atrevo a vaticinar que tiene que ver con cómo te sientes. Pues bien. Si te paras a analizarlo, ese como te sientes seguramente esté ligado a una creencia sobre qué va a pasar, de un futuro que aún no existe. Puede que sea miedo al rechazo, y el pensamiento es que nos van a rechazar, puede que sea que no vas a saber que decir, puede que tu autoestima no sea suficiente ya no para afrontar un posible rechazo sino simplemente para pensar que no tiene por qué pasar, etc. Así pues, he aquí dos claves de las relaciones sociales, dos claves que bien observadas te llevarán a cuáles son las capacidades que necesitas desarrollar tú. Estas claves son, por una parte, la seguridad en uno mismo, y por otra, la creación de expectativas. Una que convendría potenciar y otra que convendría evitar.

¿Se te ocurre cómo?… Te doy alguna posibilidad, útil sobre todo para el momento y desde luego, con necesidad de ser apoyada con un trabajo más profundo personal. Cuando vayas a comunicarte, no pienses en como quedar bien tú, piensa en cómo aportarle al otro o, al menos, en cómo no molestarle (me refiero a tratarle con respeto y darle el trato que crees que le gustaría). Centra tu atención en el otro, escucha lo que dice y lo que no dice, observa sus sentimientos, respétalos y acompáñalos. Por otra parte, no decidas de antemano lo que tiene que pasar, ni por ti ni por él. Mantente abierto a que pase lo que tenga que pasar, a que la persona ejerza sus derechos asertivos como a que te acepte. Tú simplemente, disfruta de ser una persona auténtica y de poder aprender de los errores y gozar de los aciertos.

Por supuesto, a veces las relaciones sociales nos vienen impuestas, y es entonces cuando quizá la barrera principal sea la de desarrollar nuestra capacidad asertiva, porqué… ¿cuántas veces sufrimos una relación simplemente porque no sabemos ponerle límites? Como ejemplo más típico, en las relaciones laborales, con el jefe o con compañeros de trabajo o en cualquier otro entorno de donde no podemos/queremos “escapar”. Aprende a reconocer lo que sientes, a localizar la fuente de ese sentimiento, a separar la conducta de la persona y a expresarlo y habrás dado un paso de gigante.

Bien, ya para ir terminado y a modo de resumen te digo cuales son desde mi punto de vista las habilidades claves que llevan a mejorar las relaciones sociales. La seguridad a través del autoconocimiento, la aceptación y la superación (superar retos); la comunicación desde la escucha activa y la empatía y, finalmente; la asertividad, desde el autoconomiento y el respeto a uno mismo y a los demás. Adereza todo ello con la libertad de no crear ni crearte expectativas, es decir, de disfrutar del momento, y verás como ese “don” que pareces no tener va rompiendo las losas de los miedos y creencias con la fuerza de la humildad y la autenticidad y termina por florecer en medio de tanto cemento.

Es un camino complejo, así que si necesitas apoyo, ya sabes que puede contar conmigo. En cualquier caso recuerda que también tú tienes relaciones sociales fáciles, observa cuales son las diferencias en ti, en tus emociones, acéptalo y busca la forma de superarte.

Al final, todo ello te llevará a algo fundamental, sólo somos personas, todos…

2 thoughts on “RELACIONES SOCIALES”

  1. Polo… cada día mejor. Me ha gustado mucho lo de “el cambio no llegará con el conocimiento sino con el esfuerzo y el compromiso de aplicar ese conocimiento”. Una vez más me he localizado en tus párrafos, concretamente “puede que sea que no vas a saber que decir”. Y me ha encantadado la síntesis: Seguridad (acéptate, conocete, superate… ; >) + Comunicación (escucha activa + empatia) + asertividad (respeto a uno mismo y a los demás).
    Al final va a ser verdad esto de la influencia genética… pues ya sois dos los Polos a los que es un placer leer.
    Un besazo y hasta el martes

    1. Gracias Lola.
      Como bien sabes no es sino el fruto del filtrar los sucesos de cada día con el conocimiento que tenemos. El querer conocerme mejor, aceptarme y superarme, unido a la necesidad de compartir con los demás.
      Me alegro mucho de que te sirva.
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s