VICTIMISMO


El otro día me pasó algo interesante. Como resultado de una conversación me pasé un par de días de dialogo interno, quejándome y protestando por una situación que me afectaba pero en la que nada había tenido que ver. Finalmente, me percaté de que me estaba sintiendo víctima de la situación y te digo algo, el sentimiento de víctima no es un sentimiento constructivo, aporta la evidencia de que algo te ha afectado pero te lleva a un estado de autocomplacencia y autocompadecimiento que cristaliza en un inmovilismo que no soluciona nada. Por otra parte, favorece la aparición de pensamientos negativos sobre uno mismo y sobre los demás que son claramente limitantes, amén de hacer mella en la autoestima y lo que ello comporta.

Si alguna vez te ha pasado esto o te pasa actualmente, por ejemplo en el trabajo, con el jefe o con tal o cual compañero, te voy a proponer algo; hazte tres preguntas ¿Cómo has creado ese ceñimiento de víctima?, el sentimiento es tuyo, tú lo creas, piensa en que factores estas metiendo en la ecuación del sentimiento, qué es lo que te afecta; pregúntate después ¿Cómo lo provocaste? Sí, tú, como lo has provocado tú, qué has hecho tú, qué podías haber hecho distinto, no eludas tu responsabilidad, elimina el factor externote la ecuación; finalmente, pregúntate ¿Cómo lo permitiste/permites? Qué haces para mantenerlo o qué hiciste para permitirte sentirlo.

Con esta información, podrás ver que puedes cambiar, qué quieres cambiar.

Con las situaciones que recaen sobre nosotros se dan 4 posibilidades en torno al victimismo. Que tengas motivos parra sentirte víctima (es decir, que realmente lo seas) y que te sientas víctima; que seas una víctima pero que no te sientas victima; que no seas una victima y te sientas víctima; y que ni seas una victima ni te sientas como tal. Mira en cual de las dos en las que te sientes víctima estás y, repasando las preguntas que te dije, observa qué es lo que puedes hacer para cambiar la situación. Seas victima o no, tú eres quien hace el sentimiento. El poder de la acción te llevará a salir de ello.

En mi caso, el cambio es de actitud. Yo puedo elegir mi actitud y mi comportamiento. No soy una víctima más que de mis creencias, mis apegos y mi ego. La falta de respeto a mis sentimientos sobre la que cargué mi sentimiento no está en mi control, pero sí lo está mi comprensión, mi aceptación y mi perdón, tanto sobre las personas que estaban en esta situación como sobre mi mismo.

Si tu caso es parecido, espero haberte abierto alguna puerta. Si te está costando, no consigues mirar donde ya miraste y ver lo que no viste, puedes contar conmigo para que te apoye en el proceso. En cualquier caso recuerda que “caerse está permitido, levantarse es obligatorio:

2 thoughts on “VICTIMISMO”

  1. Nuevamente estoy de acuerdo contigo Polo, se podría añadir a tus preguntas: ¿quién tiene el poder sobre tus sentimientos ? ¿tú? … y por tanto puedes HACER algo al respecto… o ¿se lo estás dando a otros? En cualquier caso, son poderosas tus preguntas compi.
    ¡Buena semana y gracias por Pablo Milanés! ¡¡Hoy sí he podido escucharlo!!

    1. Gracias Lola.
      Me parece muy buen complemento tu aportación. Muy directa, sin rodeos… como decía, tu sentimiento es tuyo, tú lo creas… ¿o le das el poder a otro de crearlos? En cualquier caso, ese poder también se lo das tú. Algo parecido decía la sabiduría popular con el consabido “no hace daño el que quiere, si no el que puede” y el poder se lo concedemos nosotros.
      Muchas gracias de nuevo por tu aportación.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s