EGO


¿Te has parado a pensar en quien estabas focalizado cada vez que has tenido una situación que nos has sido capaz de gestionar bien, que se te ha ido de las manos? No me refiero a aquellas situaciones en las que el resultado que has obtenido con una acción pensada o planificada no era el deseado, sino a las veces que simplemente se ha dado una situación y de pronto te has encontrado en una situación que no es la que querías (en un enfado, en un desencuentro, etc). Si no lo has hecho te invito a que lo pienses y, si te cuesta, a que te fijes a partir de ahora. Piensas en ti, en lo que tú quieres o en lo que te va a afectar a ti. Compruébalo! De verdad.

No voy a instarte a que no pienses en ti, simplemente te invito a que pruebes a pensar en el otro y compares como se desarrollan las conversaciones y como te acabas sintiendo tú. ¿Te apetece hablar con tu pareja, o con tu hermano, o con tus padres, o con tu compañero de piso, o con quien tú elijas, pensando en cuál es su necesidad y no en cómo te molesta eso o aquello a ti?

El otro día una amiga me dejó esto que quiero compartir contigo ahora:

Cuando te pido que me escuches y tu empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te he pedido. Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos. Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades. ¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que hables ni que hagas. Solo que me escuches. Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz. Quizá esté desanimado o en dificultad, pero yo no soy un inútil. Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito, no haces más que contribuir a mi inseguridad. Pero cuando aceptas, simplemente, que lo que siento me pertenece, aunque sea irracional, entonces no tengo que intentar hacértelo entender, sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.

Y es que la clave es la escucha y guarda el ego. Cuando nos piden escucha y damos consejos, no satisfacemos su necesidad, sino la propia de sentirse útil o de sentirnos valorados, cuando queremos hacer algo para resolver un problema de otro, no estamos contando con él, sino que al estilo del despotismo ilustrado hacemos un “todo para ti, pero sin ti”. Actuamos muy habitualmente conforme a nuestras necesidades y no a las de quien tenemos enfrente, y la verdad es que es ineficaz porque no le damos lo que necesita, sacamos nuestro ego y llamamos al suyo pues no le hemos dado lo que necesita, lo que nos pide. Piensa en satisfacer sus necesidades y, si tienes las tuyas, piensa en cómo satisfacer ambas, no en como satisfacer las tuyas. Se responsable y no utilices a las personas. Quizá antes ni te dabas cuenta, pero ahora puedes darte cuenta.

Empieza por escuchar sin pensar en lo que vas a hacer o decir, empieza por poner todo tu ser en escuchar a la persona que tienes enfrente. Lo que te dice con su voz, con su tono, con su cuerpo. Lo que necesita de ti probablemente no es mucho más que eso, tu escucha activa.

Mírate y busca aquellas cosas que te limitan en la escucha. Tu necesidad de sentirte útil, tu necesidad de aprobación, tu necesidad de reconocimiento, tu necesidad de afecto. Mírate y, una vez que hayas visto qué te limita, prepárate para afrontarlo.

Prueba y observa cómo cambia la gente a tu alrededor. Prueba y observa cómo cambia la relación contigo mismo. Prueba y, si te cuesta y quieres apoyo, ya sabes que puedes contar conmigo para que te apoye.

Casi se me olvida: http://www.youtube.com/watch?v=f36bS2fM17M

6 thoughts on “EGO”

  1. Me encanta leerte Polo!!!!

    GRacias! Porque me sirve de mucho, y quiero estar especialmente atenta a mi necesidad de sentirme útil, a mi necesidad de aprobación, de reconocimiento y de afecto. Me ha encantado tu frase que dice “Piensa en satisfacer sus necesidades y, si tienes las tuyas, piensa en cómo satisfacer ambas, no en como satisfacer las tuyas”. Está íntimamente relacionado con tu post sobre Interdependencia… Y quiero profundizar en la detección de mis necesiadades para que inconscientemente interfieran lo mínimo en mis relaciones con las demás personas…

    Qué más decir?😀

    Que un abrazooooo!!!! :’)

    1. Si Patri, claro que está relacionado. Imagino que poco a poco irá evidenciándose a través de los distintos artículos que todo en la vida está unido. El ego, el miedo, la interdependencia, los frenos del cambio, el trabajo en equipo, el autorrespeto, la libertad, las aún no mencionadas explícitamente relaciones sociales…
      Me alegro mucho de que te sirva… esa es la intención!😉

  2. ¡Enhorabuena Polo!
    … y gracias… me has hecho pensar: en los últimos días he vivido situaciones en las que me daba la sensación de no estar escuchando lo suficiente, y de estar más pendiente de “convencer con mi tema” que de entender y atender al otro… También he vivido recientemente alguna experiencia en la que he querido hacer por el otro lo que sólo él podía hacer…
    Ahora me voy a parar antes de “ayudar” en vez de apoyar…
    ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s