INTERDEPENDENCIA


Este fin de semana he tenido una experiencia muy bonita. Unas horas con alguien que han estado llenas de vida. Horas que han pasado con rapidez y horas que han sido muy largas, pues la vida contenida en unas horas es muchas veces más que semanas.

Hablar con alguien de ser a ser, en presente, donde el verdadero ser reside, con el hemisferio izquierdo tomando un papel relevante, donde los corazones se tocan… ¿Recuerdas la última vez que tuvisteis esa experiencia?

Fruto de esta experiencia, he querido hablarte hoy de la interdependencia. La forma de apoyarnos en los demás para crecer, para avanzar, sin generar dependencia.

El ser humano es social y sin la interrelación su desarrollo está profundamente limitado. La independencia individual tiene su justa medida y la inevitable relación con el otro puede plantearse desde muchos planos. La interdependencia, desde mi prisma, va más allá de la relación con el otro. Se trata de alcanzar los objetivos propios mientras el otro alcanza sus objetivos, se trata de un compartir más allá del ego, se trata de ser mutuamente responsables más que mutuamente dependientes, se trata de relacionarse desde los valores comunes y desde la responsabilidad. Se trata de sinergia, de ser más que tú mismo y tú mismo a la vez.

En este estado, o en esta relación, la comunicación se realiza de ser a ser, todos los limitantes se pueden dejar a un lado y así crecer libremente. Ayudar a crecer hace crecer. En unas horas se puede aprender lo que en años. En unas horas se puede soltar aquello que lleva años atado. Hablar sin miedo, sentir sin miedo, aceptar de forma incondicional las emociones y sentimientos propios y ajenos para así aprender de ellos, soltar las amarras y dejar que pase lo que tanto nos cuesta y tanto necesitamos.

Busca alguien con quien puedas tener esta confianza y simplemente dale un abrazo. Sin golpecitos en la espalda, sin apretones, sin determinar el segundo que va durar, sin miedos, sin complejos. Pídele que haga lo mismo y simplemente permitiros sentir el abrazo, el tiempo que haga falta, déjate notar cuando el abrazo ha terminado, no lo termines antes de sentirlo. Siente el abrazo, sin más, y cuando lo hayas hecho, piensa en lo que has sentido, sigue sintiéndolo, quizá así entiendas/sientas que es interdependencia.

Si te gusta la experiencia, no olvides hacerlo de vez en cuando. Regálale (y regálate) un abrazo a alguien al final de un compartir y llévate esa sensación a todas partes ese día. Si notas que las cosas te van mejor ese día, no te preguntes porqué, has crecido.

Y ahora, si quieres, vé este video y escucha esta canción: http://www.youtube.com/watch?v=8XWaTt2GGow

6 thoughts on “INTERDEPENDENCIA”

  1. Polo,
    hoy no solo me has encantado, sino que me has emocionado… eso es contagiar y teñir el entorno (como nos enseñaba Paco) y lo demás son tonterías.
    Como anécdota te diré que me llama la atención que en Alemania, la gente no se besa, se abraza… sí, es un abrazo un poco de medio lado… pero es un abrazo. Lo voy a practicar…

    Un beso y enhorabuena por la experiencia del finde…. sí, es muy agradable cuando eso sucede… ¡propiciémoslo más!

    1. Gracias Lola. Ahora el que se emociona soy yo. Es satisfactorio sentir que a través de una simples letras en un medio tan frío como puede resultar Internet, se puede transmitir algo más, se puede contribuir y llegar al ser.
      Practicarlo para mi es como poner una forma al final de un contrato emocional que ya ha tenido lugar. La mejor rúbrica para un momento especial, para un COMPARTIR.

  2. Me ha encantado tu post. Fuí testigo un día de un abrazo largo y me cautivó y me emocionó, Pensando a posteriori en el acto que había visto llegué a la conclusión de “qué faltos estamos a veces de esos grandes abrazos” cuánto comunica ese abrazo desinteresado muchas veces más que las palabras…. me has recordado que hay que PRACTICARLO. Gracias por tu post

  3. Te invito a que lo hagas (abrazar sentidamente).
    Mi sugerencia es que la próxima vez que tengas un momento de compartir con alguien especial, que hayas sentido la conexión, que hayas “fluido”, el tiempo se haya pasado sin importar, el diálogo interno haya desapacedido, y hayas sentido ese “algo especial”, te despidas con ese abrazo que vas a practicar.Quédate con la sensación y hazlo después con alguien que sepa abrazarte sin miedo o al menos que se deje abrazar cuando necesites tener esa sensación. Cuando veas a alguien que quizá lo necesite, regálaselo también.
    Es sólo una sugerencia para que pruebes, para mi, la realidad se tiñe de nuevos colores con “solo” esto.

  4. Qué lindo Polo! Me alegra que te hayas sentido bien y nos hagas partícipes de esa sensación hermosa. El vídeo tambien esta muy bien. Lo he compartido en face porque me encantó.

  5. … Polo! Sé de entrada que las palabras se me van a hacer insuficientes para compartir contigo y tus seguidores mi experiencia porque… ¿Cómo reflejar con palabras la profundidad de emociones y sentimientos del abrazo del que hablas? Aun así estoy decidida a hacerlo, y más con el maravilloso motivo de tu post :’)

    Me llegan al corazón muchas de las frases que escribes, y me emocionan, sobre todo las escritas con el hemisferio derecho :’) GRACIAS por compartirlo Polo!!!

    … Desde mi experiencia hablaré de lo enriquecedor que puede resultar el permitirnos sentir vulnerables y pedir un abrazo a esa persona que SIENTAS cerca… El aceptar nuestra vulnerabilidad, lejos de lo socialmente expandido, es nuestra mayor Fuerza! Permitirte apoyarte en los demás para avanzar en tu crecimiento es vivir tu fuerza interior, porque para ello has de aceptar antes que eres vulnerable, como todas las personas de este mundo! Ni más ni menos! Y al hacerlo, al pedir ese abrazo y esa caricia del alma, enriqueces a la otra personas y te enriqueces tú… Es sinergia pura y puro crecimiento juntos, como tú bien dices Polo… Se trata de escuchar tus necesidades y de darle respuesta… Y quién sabe? Sin saberlo, o sabiéndolo en el fondo, a lo mejor facilitas que la necesidad de la otra persona también se vea cumplida! :’)

    Puedo afirmaros que, tras aceptar tu vulnerabilidad y dejar a un lado las formalidades sociales, dudas, resistencias, miedos, etc. Al pedir ese abrazo estás creciendo, y al recibirlo… Y permitirte sentirlo con el alma, no se puede explica con palabras el vínculo de enriquecimiento que se crea… HAY QUE VIVIRLO!!! ;D

    Ah! Y ni contaros el ánimo, apoyo, cariño, respeto, comprensión, energía y fuerza que recibimos de esa sinergia!!!

    Un GRAN ABRAZO DE SER A SER!!! Y ánimo para permitirnos escucharnos más, limitar los impedimentos de nuestro ego y compartir abrazos sentidos desde lo más profundo de nuestro SER! :’)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s